Destacados, Salud

Hasta un 30% de la población padece insomnio

Dormir es importante, pero también lo es la calidad del sueño. En España no dormimos lo suficiente y eso puede llevar a consecuencias para nuestra salud y bienestar. Tratar una apnea del sueño a tiempo nos puede evitar enfermedades posteriores. Los programas de recuperación del  sueño tienen como objetivo lograr un diagnóstico para tratarlo de forma profesional.  ¿Cuánto debemos dormir?¿Es bueno tomar pastillas para conciliar el sueño?¿Duermen más los mayores?.  Son muchos los mitos y leyendas acerca del sueño y nuestra colaboradora, la neumóloga Blanca Requejo nos ayuda a despejarlos.

Dra. Blanca Requejo
Dra. Blanca Requejo

P.- ¿Cómo es el mapa del sueño en la actualidad en España?

R.- Los trastornos del sueño  afectarán en algún momento de la vida  hasta a un  45 %  de la población. Los españoles dormimos unas  7.12 horas,  1 hora menos que el resto de europeos y más de la mitad de los españoles  pasa en la cama menos de 7 horas al día

P.- ¿Existe un perfil común en aquellas personas que padecen problemas de sueño?

R.- No, la variedad de trastornos  de sueño es muy amplia y abarca a todo tipo de población, aunque si pensamos por ejemplo en un paciente con síndrome de apneas, si es frecuente que compartan características comunes- sobrepeso, cuello corto y ancho y antecedentes en la familia del mismo problema.

P.- ¿Cuáles son los trastornos del sueño más habituales?

R.- El insomnio es el trastorno del sueño más habitual,  afecta hasta a un 30% de la población e incluso un 10% lo presenta de forma crónica. Puede asociarse a un problema de fondo de ansiedad  o depresión o simplemente estar causado por situaciones estresantes de nuestro día a  día.

Si  hablamos de apnea de sueño, llega a afectar a un 17 % de los hombres y un 9%  de las mujeres, el síndrome de las piernas inquietas a un 10% de la población  y existen muchos trastornos más pero minoritarios como la narcolepsia, el sonambulismo o las alteraciones de sueño REM.

P.-Existen muchas leyendas sobre la calidad y la cantidad del sueño ¿qué hay de cierto y que hay de error?

R.- Uno de los mitos más extendidos  es que  roncar  es un problema común y que no es perjudicial. Para decir  que una persona que ronca no tiene un problema hay que descartar que no presente una apnea del sueño. Roncar molesta, pero si se acompaña de una serie de paradas respiratorias entre esos ronquidos, estamos ante una enfermedad, con unas consecuencias a corto y medio plazo.

Otro  es que  la somnolencia durante el día se debe a que no se duerme lo suficiente, y en ciertos casos es al contrario, lo habitual en paciente con apnea del sueño es que  suelen decir  “duermo muy bien, 8 -9 horas  y ni me despierto”, sin embargo, el sueño es de muy mala calidad  ya que  continuamente tienen paradas en la respiración y el cerebro  nunca descansa para solucionar esas paradas, por tanto el sueño  no es reparador  por muchas horas que duerman.

Otra idea falsa que existe, es que las enfermedades médicas como problemas de corazón, diabetes  y tumores no están relacionadas con el sueño. Una mala calidad  del sueño nos predispone a sufrir cierto problema de salud.

Finalmente  muchas personas tiene la creencia que con la edad disminuyen las necesidades  del sueño, pues no es real, los ancianos presentan peor calidad de sueño, con más despertares, más problemas de insomnio, pero la necesidad de sueño es la misma, por lo que muchas veces se hacen necesarias siestas durante el día para poder mantener la actividad.

P.- ¿Es difícil de diagnosticar la apnea de sueño?

R.- Se diagnostica mediante una prueba muy sencilla, en la que el paciente duerme con una especie de cinturón y unos sensores,  que registran la activad  durante el sueño,  frecuencia cardíaca,  actividad de los músculos de tórax  y abdomen y saturación de oxigeno en sangre entre otras. Como lleva una batería independiente no dificulta la movilidad, pudiendo hacer vida normal  en el domicilio o en lugar donde se realice la prueba.

P.- ¿Cuáles son las consecuencias de la falta de sueño?

R.- En general, y no solo en la apnea del sueño, las personas que presentan un trastorno del sueño, en el día a día presentan  cansancio de predominio matutino, cefalea, pérdida de memoria, despistes habituales, sueño durante el día, incluso en situaciones activa. La falta de sueño puede ser la responsable de una parte de los accidentes de tráfico en los que el conductor se queda dormido. Muchos pacientes presentan irritabilidad y cambios de humor, llegando incluso en ciertos casos a diagnosticarse de depresión.

A largo plazo también se influye en otras enfermedades, consecuencia de las bajadas de oxigeno continuadas que presentan, mayor riesgo de hipertensión arterial, fenómenos cardiovasculares, arritmias, e incluso se está empezando a relacionar con la aparición  de ciertos tumores.

P.- ¿Cómo se trata?

R.- En el caso del insomnio lo mejor es ponerse en manos de profesionales de la salud ya que hay una variedad de  productos que nos pueden ayudar a  inducir  y mantener el sueño, desde melatonina  a fármacos benzodiazepínicos.

En el caso de la apnea del sueño, el tratamiento más estandarizado es el tratamiento con una máquina denominada CPAP, que no lleva oxigeno ni ningún tipo de medicación,  si no que a través de una mascarilla facial permite insuflar el aire de la habitación a mayor presión manteniendo la vía respiratoria abierta toda la noche,  dejando instantáneamente de roncar  y oxigenando de forma correcta la sangre, con desaparición de los síntomas  durante el día.

P.- Los tratamientos con fármacos tienen también la sombra de la dependencia sobre ellos ¿qué hay de cierto en que el cuerpo se habitúa a las pastillas y dejan de hacer efecto?

R.- En general los fármacos para dormir, siendo los más usados las benzodiacepinas tienen el riesgo de producir cuando  se usan de forma crónica, dependencia  y tolerancia  que lleva a ir incrementando las dosis iniciales,  y además se asocian a un fenómeno de síndrome de abstinencia cuando se quieren retirar,  por tanto, siempre deberían ser utilizadas bajo estricta supervisión médica y a ser posible durante cortos periodos de tiempo, como medida transitoria mientras se soluciona el problema de base.

P.-  ¿Cómo influyen en la recuperación del sueño la práctica de hábitos de alimentación y de ejercicio que promueve Las Caldas Clinic?

R.- Llevar una vida saludable innegablemente conlleva mejoría  en el funcionamiento de nuestro organismo, pero de cara a la higiene y mejoría del sueño, unas recomendaciones generales serían: realizar ejercicios pero evitando el ejercicio intenso en las últimas horas del día para no caer en estados de sobre excitación. Limitar la siesta a  30 min, dormir en habitación bien ventilada, con temperatura confortable  y eliminado el ruido  y la luz, usando la cama solo para dormir, no utilizar dispositivos electrónicos justo antes de dormir y, en cuanto a la alimentación,  evitar el alcohol en las 4 horas previas, cafeína y chocolates 6 horas antes  y hacer una cena ligera.

La doctora Blanca Requejo es especialista del Área de Neumología en el Hospital del Oriente de Asturias  y miembro de diversas sociedades científicas entre las que se encuentran la Sociedad Asturiana de Patología Respiratoria, la Sociedad Española de Patología de Aparato Respiratorio y la European Respitatory Society.

 

banner web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *