Gastronomía, Nutrición, Salud

¿Cuántas calorías tiene tu menú de Navidad?

Si quieres subirte a la báscula en enero y no salir corriendo, si pretendes evitar el  plan de adelgazamiento o detox que ofrecemos en Las Caldas Villa Termal, piensa en menús que te permitan disfrutar de las comidas familiares sin sentir remordimientos.  Es fácil, cuestión de planificación. También será de gran ayuda saber qué cantidad de calorías nos aportan los dulces navideños. Aquí van unos consejos de nuestra nutricionista Carmen Fanjul.

1.- Menús de Navidad con alimentos reales

Si se come en un mismo día dos polvorones (320 calorías), dos bombones (30 gramos, 140 calorías), un dedo ancho de turrón de jijona (130 calorías), dos croquetas de jamón (298 calorías) y una ración de cordero con patatas fritas (unas 700 calorías) se habrán superado en 500-700 calorías la cantidad recomendada para una persona en un día. Además, estaremos comiendo productos basados en harinas refinadas, aceites de baja calidad y azúcares, desplazando alimentos de mayor interés desde el puno de vista de la salud. La manera de controlar estos aportes poco saludables, pasa por aumentar el consumo de alimentos reales en  todas las tomas y adaptar las comidas sin renunciar a la tradición.  Así lo hacemos en nuestros programas  de salud y bienestar y sí, funciona

2.- Disfruta de comidas las comidas

La clave está en rediseñar antiguas recetas, haciéndolas más sanas a base de acompañamientos alternativos o introduciendo nuevas recetas con alimentos menos procesados. Prestando atención en cada componente de una comida de Navidad, encontramos diversas estrategias para poder comer platos ricos de una forma más saludable.

Ahora veamos sugerencias para construir nuestro menú

Productos frescos y con más vegetales. La fibra vegetal sacia y retrasa el apetito. Cuidar la presentación es esencial. Quedan muy vistosas las tapas que combinan vegetales de varios colores como tomate, lombarda, espárragos trigueros o champiñones. Además,  son siempre bien recibidos por su sabor y ligereza los entrantes de marisco como el pulpo, la cigala o los langostinos acompañados de brotes tiernos aliñados con vinagreta. Además, podemos rebajar mucho las comidas procesados si sustituimos los patés tradicionales por patés vegetales hechos en casa. Como sugerencias podemos incorporar paté de garbanzos con remolacha, de zanahoria con nueces y semillas de sésamo o de pimientos asados con queso cottage y semillas de lino.

El plato estrella

La mejor opción para una Navidad saludable es elegir los alimentos menos grasos como las aves o solomillos de cerdo o ternera o los pescados, procurando respetar las cantidades recomendadas, no superar las raciones de 125 gramos para carnes y los 150 gramos para pescados. Además, se deben hacer platos más equilibrados: elegir ensaladas y frutas como acompañamiento, potenciar el uso de especias en lugar de sal o de salsas ligeras a base de yogur en lugar de nata y fomentar el uso del horno, papillote o brasa como técnicas de cocinado.

Un dulce final

No hace falta utilizar productos repletos de azucares y harinas refinadas para disfrutar de un buen postre. Lo mejor es decantarse por recetas a base de yogur natural o frutas frescas y acabar con una infusión digestiva como la manzanilla, tila, hierbabuena o regaliz.  Otra buena opción son postres de gelatina con ingredientes naturales, muy vistosos y coloridos. Además podemos preparar turrones caseros con frutos secos, especias, semillas y chocolates con al menos 70% de cacao.

Después de estas recomendaciones, ya podemos afrontar de forma más saludable nuestros menús navideños y si no siempre podemos elegir un restaurante con experiencia en platos saludables para para comer y cenar estos días, Las Caldas Villa Termal.

banner web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *